Entretenimiento

Estos éxitos de las música fueron acusados de plagio

Blurred Lines de Robin Thicke y Pharrell Williams

Este caso es uno de los más mediáticos y polémicos de los últimos años. Además, ha sentado las bases para las denuncias de otros plagios musicales. En esta ocasión, Robin Thicke y Pharrell Williams tuvieron que pagar 5 millones de dólares a la familia de Marvin Gaye.

Estos iniciaron una batalla judicial contra los artistas alegando que Blurred Lines era un plagio de Got To Give It Up, del fallecido Marvin Gaye. Williams admitió que la música de Gaye siempre era una inspiración, pero afirmó que no había copiado nada.

We Can’t Stop de Miley Cyrus

Miley Cyrus se enfrentó a una demanda por plagio porque el jamaicano Flourgon denunció a la cantante por haber copiado parte de la letra de su tema We run things de 1988.

Le reclamaban 300 millones de dólares, pero finalmente llegaron a un acuerdo mucho menor.